Warning: Illegal string offset 'skip_featured' in /home/ideablen/public_html/kwido.com/wp-content/themes/aria/single.php on line 60

Tu smartphone te cuida

 febrero 8, 2013
por Javier Garcia

El miedo a no poder pagar las prestaciones sanitarias cada vez es más alto en el mundo desarrollado, llegando a peligrar la permanencia de todo el sistema. Y esto sucede a la vez que internet forma parte de nuestras vidas con cada vez más naturalidad. Ambas cuestiones se cruzan en lo que podría ser una solución efectiva: el uso de las nuevas tecnologías por parte de los pacientes para reducir el gasto, sin reducir la calidad asistencial.

Tecnología

Según un reciente artículo de El País, el 25{42375b4e2714ef72c5fc4d7e676c7408210af5bccbc5374aabaa9644cd347cc8} de los 860 millones de enfermos crónicos que hay en el mundo, podría beneficiarse inmediatamente de soluciones de monitorización desde su propia casa. Esto, además del consiguiente ahorro, repercutiría en una mejora de su calidad de vida. Otro 50{42375b4e2714ef72c5fc4d7e676c7408210af5bccbc5374aabaa9644cd347cc8}  podría hacer lo propio con aplicaciones en sus propios móviles, pasando a ser sujetos activos en su propio tratamiento.

Los datos invitan a realizar un mayor esfuerzo en el diseño y desarrollo de este tipo de soluciones para dar respuesta a los nuevos retos sanitarios, entre los cuales apremian la sostenibilidad del sistema y la atención a grupos generalmente descuidados, como aquellos con enfermedades “raras”. En este sentido, la pretensión no debe ser alcanzar el fin último de curar; sino lograr la máxima eficiencia aprovechando mejor los recursos existentes, organizar de forma efectiva la información y permitir que el paciente sea una parte activa en el tratamiento.

La utilización de dispositivos móviles e internet en medicina no es ciencia ficción. Prueba de ello son algunas aplicaciones ya disponibles como DermoMap, que permite diagnosticar problemas cutáneos; o eldersarea que guarda datos como la tensión arterial y avisa de posibles alteraciones a tener en cuenta. El desarrollo de nuevas tecnologías abre posibilidades casi infinitas para mejorar la calidad de vida de las personas, y lo que es más importante, lo puede hacer independientemente de las características individuales de cada una.

Según Quantifying the Business Value of Medical Device Connectivity, cada aparato sanitario digital ahorra entre 4 y 36 minutos diarios al personal médico y previene hasta 24 errores, razones más que suficientes para apostar por esta revolución.