Warning: Illegal string offset 'skip_featured' in /home/ideablen/public_html/kwido.com/wp-content/themes/aria/single.php on line 60

Cumplir años no es sinónimo de enfermedad

 noviembre 27, 2013
por Javier Garcia

A menudo, de forma casi inconsciente, tomamos a las personas mayores como enfermas, como seres incapacitados para la realización de una gran cantidad de actividades de su vida diaria ya sea a nivel físico o mental. Si bien los datos apuntan a que a mayor edad, más probabilidades de enfermar hay y el porcentaje de discapacidad es más elevado, cumplir años no tiene por qué ser sinónimo de enfermar.

La pasada semana tuvimos la oportunidad de coincidir con Catalina Hoffmann, fundadora de Vitalia Centros de Día en el evento “Be the change” de la Universidad de Deusto, una persona de gran inspiración para todos aquellos profesionales con aspiraciones de ayudar en la tarea de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y su entorno cercano. Resulta complicado resumir la trayectoria de Catalina en unas líneas, pero podríamos presentarla como una emprendedora que ha llevado la atención a las personas mayores a la excelencia, dando a cada una lo que necesita en cada momento. Su labor ha estado siempre marcada por su intención de ayudar a mejorar la vida de “sus mayores”, arrancándoles una sonrisa con su cercanía, trabajo, capacidad para innovar y empatía.

Tras el evento, nuestra compañera Altair González pudo intercambiar impresiones con Catalina, creadora del reconocido Método Hoffmann y fiel defensora de que cumplir años no significa enfermar. El Método Hoffmann, registrado como Obra Científica, así lo demuestra: mediante un análisis profundo de la situación y necesidades concretas de cada persona, esta terapia desarrolla un programa de actividades que permiten mejoras físicas, cognitivas, psicológicas y sociales a los pacientes, tanto de forma preventiva como en casos de rehabilitación.

La trayectoria de esta emprendedora nos sirve de ejemplo en el desarrollo de Kwido, la plataforma para el cuidado de las personas mayores, que pretende mantener la independencia del mayor durante el mayor tiempo posible. El fomento del envejecimiento activo mediante ideas innovadoras como estas, propician que los mayores permanezcan en sus domicilios durante más tiempo, cubriendo sus necesidades sociales, previniendo enfermedades comunes y en definitiva, mejorando su calidad de vida. No es sólo de justicia, sino que en palabras de la propia Catalina Hoffmann: “porque somos nosotros pero con unos cuantos años más nada más”.

Aprovechamos para agradecer a Catalina su ejemplo y dedicación en la consecución de su sueño, que por extensión ha cumplido los sueños de otras muchas personas. Estamos convencidos de que juntos podremos seguir avanzando en la atención a las personas mayores, demostrando día a día que cumplir años no sea sinónimo de enfermedad.