Warning: Illegal string offset 'skip_featured' in /home/ideablen/public_html/kwido.com/wp-content/themes/aria/single.php on line 60

¿Una solución para el sistema sanitario?

 mayo 30, 2013
By Javier Garcia

De unos años hacia aquí estamos asisitiendo a un cambio progresivo del sistema sanitario tal y como lo conocíamos, en aras de una organización más eficaz y una mejor gestión. Muchos de los cambios realizados se han tomado por la vía de los recortes o el copago, si bien numerosos expertos nos indican que el cambio ha de ser más profundo: es hora de realizar una transformación radical del sistema sanitario y asistencial.

Toda reflexión es adecuada a la hora de proponer medidas para mejorar la eficiencia en el uso del dinero disponible, preservando siempre la máxima calidad de atención y servicio al paciente, que es al fin y al cabo de lo que se trata. Y atendiendo a estos factores, las nuevas tecnologías tienen mucho que decir.

monitorización

Cada vez con más frecuencia vemos como los sistemas de información, el uso de tabletas, la utilización de aplicaciones móviles como eldersarea e incluso los videojuegos van irrumpiendo en el día a día de los profesionales de la salud y las personas a las que dedican todos sus esfuerzos; aunque todavía queda mucho por hacer. Un ejemplo muy claro de mejora se observa en los tratamientos a enfermos crónicos, a quienes se dedica aproximadamente el 70{42375b4e2714ef72c5fc4d7e676c7408210af5bccbc5374aabaa9644cd347cc8} del gasto sanitario en España.

eldersarea profesional

Construir el sistema sanitario a partir de las tecnologías de la información y la comunicación es un reto para el que debemos trabajar conjuntamente, con mirada a largo plazo y colaboración entre agentes para sacar adelante proyectos ambiciosos. De este modo toda la información necesaria estará en todo momento a disposición del paciente. Los enfermos podrán contactar fácilmente con sus médicos y estos estarán en contacto con otros profesionales. Se crearán redes participativas de afectados por distintas enfermedades, en las que se apoyarán mutuamente. Se permitirá que las personas sean conscientes de sus propias dolencias, tomando las mejores decisiones para prevenirlas o paliarlas. Y así, un largo etcétera por una mejora de la calidad de vida y confort.

Como bien dice Nuria Gómez Thébaut en un reciente artículo: “Debemos ayudar a vencer el miedo al cambio y a erradicar la mentalidad cortoplacista si queremos contribuir a transformar el modelo sanitario hacia uno mejor y más sostenible”. Así sea.