Warning: Illegal string offset 'skip_featured' in /home/ideablen/public_html/kwido.com/wp-content/themes/aria/single.php on line 60

El reto de vivir solos a partir de los 65 años

 enero 9, 2014
By Javier Garcia

Hace unas semanas, publicado el Censo español de población y vivienda por el Instituto Nacional de Estadística, un artículo periodístico destacaba que el número de mayores de 65 años que viven solos había aumentado un 25% en los 10 últimos años.

Ese aumento se traduce en 1,7 millones de viviendas en las que el único residente cuenta con 65 años o más, lo que supone un 9,5% del censo total de hogares. Además, aproximadamente un tercio de los mismos son mujeres, siendo así en 1,2 millones de ocasiones, lo que podría deberse a su mayor esperanza de vida.

El dato nos permite comprender una serie de circunstancias que se han hecho cada vez más patentes en los últimos años, como por ejemplo, el ansia de independencia y autonomía de las personas mayores, su preferencia a permanecer en su propio domicilio o el mantenimiento de una buena salud durante más años, entre otras.

Que una persona mayor viva sola en su propio domicilio supone un reto asistencial, ya que los servicios sanitarios deben estar preparados ante cualquier incidencia que les pudiese ocurrir, por lo que el contacto continuo y la prevención se antojan fundamentales. Del mismo modo, se plantean otra serie de situaciones a las que se debe responder como posibles actuaciones específicas de acompañamiento que pudiesen requerir o la irrenunciable necesidad de socialización. En cualquier caso, la permanencia en el entorno habitual debe ser una prioridad en la medida de lo posible ya que mejora la calidad de vida de las personas y les incita a permanecer activas.

Ante estas cuestiones, Kwido pretender dar respuesta también desde el propio hogar de la persona mayor que vive sola. Siendo cada vez más común este hecho y en muchos casos hasta recomendable, las prestaciones de Kwido permiten al mayor estar en contacto directo con familiares, médicos o asistentes; además de ayudarles a mantener capacidades cognitivas o recordarles cuestiones importantes como tomas de medicinas. Por otro lado, permite también un control de la salud y el estado anímico del mayor por parte de profesionales que ahorran tiempo y recursos con esta solución a distancia, limitando los traslados a situaciones graves.

En 2014, Kwido quiere acompañar también a quienes, por distintas circunstancias, viven solos en sus propios domicilios.