Warning: Illegal string offset 'skip_featured' in /home/ideablen/public_html/kwido.com/wp-content/themes/aria/single.php on line 60

Abuelos canguro

 septiembre 4, 2013
por Javier Garcia

La actual situación económica, así como la longevidad de los abuelos y los ajetreados hábitos de vida actuales han llevado a una parte importante de las personas mayores a hacerse cargo de los nietos, cosa que en ocasiones puede no resultar tan beneficiosa como pudiera parecer. Ni para los pequeños que a menudo reciben mayores caprichos de los requeridos; ni por supuesto para los abuelos.

Si bien, como hemos hablado en alguna ocasión, el cuidado de los nietos puede tener múltiples beneficios; la sobrecarga de trabajo (más aún cuando es poco menos que obligado) puede acarrear sensación de malestar por sentimientos de obligatoriedad en tareas que no les incumben de manera directa como puede ser la educación de los menores o su cuidado en un horario de jornada laboral. Incluso en situaciones graves, se pueden llegar a dar problemas de estrés, ansiedad o depresión. Por otro lado, la divergencia de pareceres entre los progenitores y sus mayores pueden derivar en disputas familiares con consecuencias posiblemente traumáticas.

abuela canguro

La regla básica para que el cuidado de los niños por parte de los abuelos no sea una carga es que ha de tomarse como una actividad agradable, relacionada con el juego o el tiempo libre, más que con la necesidad de los padres de tener a alguien que se ocupe de llevar a las criaturas al colegio o un cuidador gratuito para disfrutar del ocio propio. Y aunque en un porcentaje elevado la salud y la capacidad de los abuelos es suficiente para las tareas encomendadas, es importante diferenciar entre dicha capacidad y la voluntad para emplearla en ese aspecto.

Aunque los parques nos muestran una idea de la situación, los datos son abrumadores: aproximadamente la mitad de los abuelos dedican una media de seis horas para estar con sus nietos; lo cual en muchos casos, prácticamente los convierte en los adultos con los que pasan más tiempo, por delante de los padres. La situación económica que comentábamos al principio además, hace que durante este tiempo sean los abuelos quienes se ocupan de pagar de su bolsillo las necesidades de alimentación, vestimenta u ocio de los niños.

Dicen que cuidar de los nietos rejuvenece, pero siempre que se haga de forma moderada y utilizando el sentido común.